Tarta de queso sin horno

por | 13 septiembre 2018 | Dulces | 46 Comentarios

Tarta-de-queso-sin-horno-collage

Aunque no necesito excusas para encender el horno, esta vez me apetecía preparar una tarta sin tener que usarlo. La solución ha sido esta tarta de queso sin horno.

Es un dulce ideal si estáis empezando con la repostería y aun no os entendéis muy bien con vuestro horno. O simplemente, si queréis preparar un pastel diferente. Con este seguro que sorprendéis.

Los ingredientes que necesitamos son muy asequibles, la preparación es sencilla y lo único que hace falta es paciencia para que cuaje unas horas en la nevera. Es difícil encontrar un dulce más fácil de preparar.

   Ingredientes

Para 6 -8 personas

Para la base

  • 120 g de galletas María
  • 70 g de mantequilla a temperatura ambiente

Para el relleno

  • 250 g de queso Mascarpone
  • 200 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 60 g de azúcar glas
  • 6 hojas de gelatina neutra
  • 60 d de leche evaporada o nata líquida
  • 2 cucharaditas de pasta de Amarena

Utensilios

  • Papel sulfurizado
  • Acetato de pastelería
  • Un molde redondo desmoldable de 18 cn.

 

   Preparación

1.- Cubre la base de tu molde con papel sulfurizado y el lateral con una tira de acetato de pastelería, así conseguirás un desmoldado perfecto.

2.- Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla hasta conseguir una masa uniforme, con textura arenosa.

3.- Extiende la masa de galletas y presiona sobre la base del molde. Yo utilizo un vaso de fondo plano para alisarla. Guárdala en la nevera.

4.- Cubre las hojas de gelatina con agua fría y deja reposar unos 5 minutos.

5.- En un bol bate el Mascarpone, el queso crema, el azúcar glas y la leche evaporada hasta conseguir una crema muy espesa y homogénea.

6.- Escurre bien las hojas de gelatina y caliéntalas en un cazo, a fuego bajo y sin dejar de remover. En cuanto estén disueltas, añádelas a la crema de queso y remueve hasta integrar.

7.- Reparte la masa en el molde y aplánala.

8.- Distribuye la pasta de Amarena sobre la tarta y, ayudándote con un palillo, realiza pequeños remolinos. Déjala reposar varias horas en la nevera, mejor si es toda la noche.

9.- Desmolda y retira el acetato y la base de papel sulfurizado.

   Trucos/Consejos

  • He utilizado gelatina neutra, si tienes que preparar esta tarta para que la coma un vegetariano, utiliza agar agar. A diferencia de la gelatina, es un gelificante de origen vegetal. En cuanto a las cantidades, guíate siempre por lo que dice el fabricante.
  • Las tiras de acetato de pastelería son muy útiles para poder desmoldar la tarta sin que queden desperfectos en los laterales. Seguro que las has visto en las pastelerías protegiendo tartas y mousses. Puedes encontrarlas en tiendas especializadas en productos de cocina. El que he utilizado tiene una anchura de 4.5 cm.
  • Igual te has preguntado qué es la pasta de amarena. La amarena es una variedad de cereza, de color oscuro y sabor ligeramente ácido. Procede de las regiones italianas de Bolonia y Módena. La pasta fabricada con ellas es muy apreciada en pastelería.
  • Si lo prefieres, puedes decorar la tarta con mermelada del sabor que más te guste y añadirle cerezas, frambuesas u otro fruto rojo.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Loreto de la Osa Beltrán.
  • Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos, nada de SPAM.
  • Legitimación: tu consentimiento (que estás de acuerdo).
  • Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de tastyfooftastycook.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos
  • Derechos: evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Información adicional: puedes consultar información adicional y detallada en mi Política de Privacidad.

   También te pueden interesar …

Que Recetas

Buscar

Uso de cookies

Nos gusta más hablar de galletas, pero la Ley 34/2002 nos obliga a hablarte de otro tipo de cookies: las virtuales. Usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica. Si sigues navegando sin pudor alguno entendemos que te gustan nuestras cookies. Si no es así, mejor que cierres el navegador, no vayas a tener una mala digestión (virtual). Y si quieres saber algo más sobre nuestra receta de cookies virtuales, haz clic aqui. ACEPTAR

Aviso de cookies