Potaje de garbanzos y col kale

por | 1 marzo 2018 | Vegetarianas | 2 Comentarios

Potaje-de-garbanzos-y-col-kale-collage

Con esta ola de frío que tenemos encima apetecen cosas calientes. Por eso he preparado este potaje de garbanzos y col kale con el que me van a hacer la ola en casa. Es mi particular versión del potaje de cuaresma que hacía mi madre, pero en lugar de espinacas he añadido col kale.

No sé a ti, pero a mí, estos platos me hacen volver a mi infancia. Son de esas preparaciones que tengo grabadas en la memoria. Y como no quiero perderlas, vuelvo a ellas. Para que mis hijos las conozcan y las disfruten.

Dicen que comemos pocas legumbres, que su consumo ha descendido en los últimos años. Nutricionalmente hablando, son un alimento muy recomendable por sus propiedades. Además, son muy versátiles. Desde una ensalada a unas hamburguesas, o como hoy, un potaje.

¿Qué es un potaje?

Es un guiso caldoso a base de legumbres (garbanzos, pero también los hay de judías y de lentejas) y verduras, al que se le puede añadir arroz, patatas, trozos de carne o bacalao. Se hierven las legumbres en abundante agua y se prepara un sofrito con el que se acaba de preparar el guiso. Cada región y casi cada casa tiene su variante.

¿No sabes que es la col kale?

Es una variedad de col, perteneciente al género de las Brássicas; de este grupo también son el brécol, la coliflor y las coles de Bruselas. Esta variedad tiene unas características nutricionales que hacen interesante introducirla en nuestra alimentación. Contiene gran cantidad de calcio, 135 mg cada 100 g, más que la leche de vaca. Tiene una baja proporción de ácido oxálico, lo que permite que nuestro organismo absorba el calcio. Posee Vitamina A, K y ácidos Omega-3, además de una gran cantidad de fibra.

¿Las legumbres no son muy pesadas?

No necesariamente. La receta que os traigo hoy es totalmente vegetal y baja en grasas. Vale que es un plato contundente, pero como también es muy completo, es perfecto como plato único. Además, las legumbres son muy recomendables en una dieta variada y equilibrada.

Podéis preparar este plato usando garbanzos cocidos, o cocerlos en la olla rápida. Solo hay que tener la previsión de poner los garbanzos en remojo la noche antes. ¡Ojo!,  hay que ponerlos en remojo con agua tibia.

 Ingredientes

Para cuatro personas

  • 300 g de garbanzos secos
  • 200 g de col kale
  • 1 cebolla mediana
  • 2 tomates maduros
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 3 huevos cocidos
Potaje-de-garbanzos-y-col-kale-collage

 Preparación

1.- La noche antes, pon los garbanzos en remojo en agua templada.

2.- Por la mañana, enjuágalos y ponlos en la olla rápida. Añade 1 hoja de laurel y 2 dientes de ajo enteros y sin pelar. Añade agua caliente y pon a hervir con la olla destapada. Los garbanzos, al romper a hervir hacen espuma. Retírala con una espumadera. Es ahora el momento de tapar la olla y hervirlos. Yo los hiervo 25 minutos a alta presión.

3.- Mientras se hacen los garbanzos, lava la col kale. Retira los troncos, ya que son muy fibrosos y corta las hojas en trozos no muy grandes.

4.- Pica muy fina la cebolla y ponla a pochar en una cacerola, a fuego bajo, hasta que empiece a estar transparente.

5.- Pica un diente de ajo e incorpora a la cebolla. El ajo no tiene que llegar a dorarse.

6.- Lava y ralla los tomates. Cuando la cebolla esté lista, añade los tomates y rehoga 3 o 4 minutos.

7.- Incorpora la col kale y rehoga 3 minutos.

8.- Añade un poco de pimentón dulce y remueve. No dejes que se queme o hará que todo el guiso amargue.

9.- Agrega los garbanzos hervidos, sin los ajos ni la hoja de laurel, y cubre con parte del agua de cocción. Sala al gusto. Tapa y lleva a ebullición. Unos 10 minutos son suficientes para tener el potaje listo.

10.- Puedes añadir los huevos hervidos troceados o servir el potaje tal cual.

 Trucos/Consejos

  • ¿Cuánto tiempo de remojo necesitan los garbanzos? Entre 10 y 12 horas, no más porque pierden propiedades. Durante ese tiempo se hidratarán y duplicarán su tamaño.
  • ¿Cuándo añado la sal? Al final de la cocción, de esta manera la piel no se endurece.
  • Si los garbanzos te resultan indigestos, puedes añadir comino en polvo al guiso.
  • Puedes añadir bacalao al guiso. En este caso lo añadirás cuando mezcles los garbanzos con las verduras. Es muy cómodo utilizar bacalao desalado y desmigado.
  • Lo que yo hago es apartar en un cazo una parte que se acabará de hacer sin el pescado y al resto le añado el bacalao. Así, con una única preparación tengo un plato vegetariano y tres con pescado.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Loreto de la Osa Beltrán.
  • Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos, nada de SPAM.
  • Legitimación: tu consentimiento (que estás de acuerdo).
  • Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de tastyfooftastycook.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos
  • Derechos: evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Información adicional: puedes consultar información adicional y detallada en mi Política de Privacidad.

 También te pueden interesar …

Que Recetas

Buscar

Uso de cookies

Nos gusta más hablar de galletas, pero la Ley 34/2002 nos obliga a hablarte de otro tipo de cookies: las virtuales. Usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica. Si sigues navegando sin pudor alguno entendemos que te gustan nuestras cookies. Si no es así, mejor que cierres el navegador, no vayas a tener una mala digestión (virtual). Y si quieres saber algo más sobre nuestra receta de cookies virtuales, haz clic aqui. ACEPTAR

Aviso de cookies