Pollo en pepitoria

por | 27 septiembre 2019 | Omnivoras | 0 Comentarios

Pollo-en-pepitoria-collage

Comer pollo en pepitoria me transporta siempre a mi niñez. Está asociado a días frescos de otoño, ratos de juegos con mis hermanos y, sobre todo, a mi madre tarareando en la cocina, entre fogones. ¿Os pasa a vosotros, tenéis recuerdos de niñez asociados a una comida?

Los que no habéis comido nunca un pollo en pepitoria tendréis que poneros el delantal y prepararlo, porque no es habitual encontrarlo en los restaurantes. Es un plato de cocina tradicional que está cayendo en el olvido. Y yo me resisto a olvidarlo, por eso todavía sigo cocinándolo y hoy os lo traigo a vosotros.

Como otras recetas caseras tradicionales, se prepara a fuego lento, dejando que sus ingredientes vayan soltando los jugos y sabores, y que vaya haciendo chup chup. La recompensa será un pollo jugoso, con una salsa tan rica y sabrosa que no parareis de mojar pan en ella.

Mi madre acompañaba el pollo en pepitoria con unas patatas fritas cortadas de forma irregular, que luego metía en la cazuela del guiso. Las patatas quedaban impregnadas de la salsa, estaban deliciosas, y siempre faltaban, pusiese la cantidad que pusiese.

Otra opción puede ser prescindir de las patatas y acompañar el pollo de una buena ensalada, haciendo más ligera la comida.

 Ingredientes

Para cuatro a seis personas

  • 1 pollo partido en trozos
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 16 almendras
  • 2 huevos cocidos
  • 100 ml de vino blanco
  • Caldo de pollo
  • Unas hebras de azafrán
  • AOVE
  • Sal

 

 Preparación

1.- Sala y enharina el pollo. Fríelo en abundante aceite para sellarlo y no perder los jugos. Reserva

2.- Pica en brunoise la cebolla y los ajos. Con 3 o 4 cucharadas del aceite de freír el pollo, pocha la cebolla hasta que empiece a transparentar. Entonces agrega los ajos picados y póchalos un par de minutos.

3.- Añade el vino blanco y deja que reduzca. Cuando haya reducido, agrega el pollo y cubre con caldo.

4.- Tuesta las almendras cuidando no quemarlas. Tuesta también las hebras de azafrán.

5.- En un mortero pon las almendras tostadas, el azafrán, las yemas de los huevos cocidos y un poco de caldo. Májalo todo hasta conseguir una pasta homogénea. Añádela a la cazuela, remueve y sala al gusto. Deja hervir a fuego lento unos 20 minutos. Remueve de vez en cuando para que la salsa no se agarre.

6.- Corta en trozos las claras cocidas, y cuando retires del fuego el pollo, añádelas.

7.- Si quieres incluir unas patatas fritas, es el momento de prepararlas. Unos 5 minutos antes de retirar el pollo del fuego, puedes añadirlas al guiso para que cojan sabor. O presentarlas en plato aparte, eso va a gustos.

8.- Ya solo queda sentarse a la mesa y disfrutar.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Loreto de la Osa Beltrán.
  • Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos, nada de SPAM.
  • Legitimación: tu consentimiento (que estás de acuerdo).
  • Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de tastyfooftastycook.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos
  • Derechos: evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Información adicional: puedes consultar información adicional y detallada en mi Política de Privacidad.

 También te pueden interesar …

Que Recetas

Buscar

Uso de cookies

Nos gusta más hablar de galletas, pero la Ley 34/2002 nos obliga a hablarte de otro tipo de cookies: las virtuales. Usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica. Si sigues navegando sin pudor alguno entendemos que te gustan nuestras cookies. Si no es así, mejor que cierres el navegador, no vayas a tener una mala digestión (virtual). Y si quieres saber algo más sobre nuestra receta de cookies virtuales, haz clic aqui. ACEPTAR

Aviso de cookies