Galletas de parmesano y tomates secos

por | 10 mayo 2018 | Dulces | 29 Comentarios

Galletas-de-parmesano-y-tomates-secos-collage

Hoy os traigo unas galletas de esas que cuando las pruebas no puedes comer solo una: galletas de parmesano y tomates secos. Dado que los tomates y el queso poseen el sabor umami, es una combinación intensa. Cuando las galletas están horneándose, toda la casa queda impregnada por ese olor tan característico. Y deseas sacarlas del horno y comértelas.

Son ideales como tentempié a cualquier hora. Se conservan perfectamente varios días en una caja metálica. Aunque no os durarán lo suficiente para almacenarlas.

Estas galletas, por su sencillez, son perfectas para novatos. Siguiendo unos pocos pasos están listas para comer. Como siempre os doy una idea base, luego vosotros la adaptáis a vuestros gustos. Que el parmesano es demasiado fuerte, pues cambiarlo por otro. Podéis añadir orégano, tomillo o cualquier hierba que os guste.

El origen del queso parmesano o Parmigiano-Reggiano como se le conoce en Italia se pierde en la Edad Media. Los monasterios benedictinos de San Giovanni (Parma) y San Prospero (Reggio Emilia) y los cistercienses San Martín de Valserena y Fontevivo (Parma) fueros, probablemente, los primeros productores de este queso.

Es un queso duro, hecho con leche de vaca. Se necesitan unos 16 litros de leche para conseguir 1 kg de queso. Tiene DOP (denominación de origen protegida), y su producción se centra en la región de Parma, del que deriva su nombre, Módena, Regio Emilia, Bolonia y Mantua.

Un queso entero puede pesar de 32 a 36 kg. Tiene forma cilíndrica. Su corteza, dura y de color amarillo tiene grabados los sellos de la DOP y la numeración que identifica al productor y la fecha de fabricación.

Es un queso de maduración larga, nunca inferior a 12 meses. Así encontramos en el mercado parmesano “maduro” (entre 12 y 18 meses), “viejo” (entre18 y 24 meses) y “añejo” (entre 24 y 36 meses). Cuanto mayor tiempo de maduración, mayor será el desarrollo del sabor y el aroma.

A menudo podemos encontrar manchas blancas en la superficie del queso. Son pequeños cristales de lactato de calcio o bien de tirosina. Es perfectamente normal, ya que debido a la baja humedad del queso la solubilidad de estas sustancias es limitada.

Sus usos en la cocina son variados, a pesar de que a menudo se asocia al mero acompañamiento para platos de pasta. Con arroces, ensaladas y sopas es soberbio. Como aperitivo acompañado de nueces, o con frutas como peras o higos. Se suele acompañar de un buen lambrusco, aunque un vino tinto de crianza tampoco le va nada mal.

   Ingredientes

Para 25 30 galletas

  • 100 g de queso parmesano recién rallado
  • 200 g de harina
  • 100 g de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
  • 1 huevo L
  • 10 mitades de tomate seco en aceite
  • Sésamo
  • Sal

   Preparación

1.- Mezcla la mantequilla en pomada y el queso rallado con una batidora de varillas hasta conseguir una pasta espesa.

2.- Añade el huevo, bate hasta integrarlo.

3.-  Corta los tomates secos en trozos pequeños y añade a la masa.

4.- Agrega la harina e integra con una espátula. Termina de mezclar con las manos. No amases demasiado, lo justo para homogeneizar todos los ingredientes.

5.- Ponla al menos 1 hora en la nevera.

6.- Precalienta el horno a 180ºC

7.- Con la ayuda de un rodillo, extiende la masa y déjala con un grosor de 4 milímetros aproximadamente. Déjala reposar 10 minutos en la nevera, ya estirada. Así no encogerá. Pasado ese tiempo, da forma a las galletas con un cortapastas.

8.- Coloca las galletas en una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado. Deja como 1 cm entre ellas para que no se peguen.

9.- Antes de meter en el horno, espolvorea las galletas con sal y semillas de sésamo. Con una cucharita o la yema del dedo, aprieta ligeramente para que se queden pegadas en las galletas.

10.- Hornea 14 minutos, o hasta que empiecen a dorarse las galletas, este tiempo es orientativo depende de cada horno. Ponlas a reposar en una rejilla hasta que se enfríen.

11.- Repite los pasos 7 a 10 con la masa que te queda.

 

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Loreto de la Osa Beltrán.
  • Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos, nada de SPAM.
  • Legitimación: tu consentimiento (que estás de acuerdo).
  • Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de tastyfooftastycook.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos
  • Derechos: evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Información adicional: puedes consultar información adicional y detallada en mi Política de Privacidad.

   También te pueden interesar …

Que Recetas

Buscar

Uso de cookies

Nos gusta más hablar de galletas, pero la Ley 34/2002 nos obliga a hablarte de otro tipo de cookies: las virtuales. Usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica. Si sigues navegando sin pudor alguno entendemos que te gustan nuestras cookies. Si no es así, mejor que cierres el navegador, no vayas a tener una mala digestión (virtual). Y si quieres saber algo más sobre nuestra receta de cookies virtuales, haz clic aqui. ACEPTAR

Aviso de cookies