Cuscús con verduras y pollo

por | 25 marzo 2021 | Omnivoras | 18 Comentarios

Cuscús-con-verduras-y-pollo-collage

Cuscús con verduras y pollo, es una de mis recetas favoritas y que acostumbro a cocinar de forma regular. Es rápida de cocinar, me permite, con la misma preparación básica, tener la comida de mi vegetariana y la nuestra y, además, admite tantas variaciones como puedas imaginar. Con verduras, con carnes, aves o pescados o en ensaladas, elige.

Es de esas recetas fondo de armario que tanto te soluciona una comida en media hora como te sirve de guarnición, o te puedes llevar en un tupper. Puedes utilizar las verduras que tengas en la nevera y hacer las combinaciones de especias que más te gusten.

El cuscús es un alimento distintivo de la cocina bereber y es un básico en Marruecos. Existen referencias a esta preparación en diferentes escritos ya desde el siglo XIII. Está elaborado a partir de sémola de trigo duro que se somete a molienda, sin llegar a convertir el trigo en harina. Quedan unos granos de pequeño diámetro muy característicos.

La etimología del nombre no está clara, para algunos deriva del término bereber “seksu” mientras que para otros lo hace del vocablo árabe norteafricano “kuskus, kūskūs o kuskūs”. Sea como sea, hoy el cuscús es muy popular y está presente en las cocinas de todo el mundo.

El cuscús que podemos encontrar suele estar precocido, lo que acorta mucho el tiempo de preparación. En unos cinco minutos puedes tener la base de la receta utilizando la misma cantidad de cuscús que de agua o caldo.

Si te apetece prepararlo de la forma tradicional has de hacerte con una cuscusera y con cuscús crudo. El proceso de cocción del cereal dura entre 45 y 70 minutos. Durante este periodo se pasa dos o tres veces a una fuente para voltearlo con cuidado para que no se apelmace e hidratarlo con agua y aceite.

La receta que te traigo es a base de cuscús precocido, mucho más rápido de preparar y por lo tanto más asequible para tu día a día y el mío. No descarto acabar preparándolo a la manera tradicional en un futuro próximo, por el placer de probar, y si lo hago te explicaré como ha sido la experiencia.

Otro ingrediente básico de este plato es el Ras-el-hanout, una mezcla de especias típica marroquí. El que utilizo en mi cocina es una mezcla comercial que contiene cúrcuma, cilantro, chile, hinojo, sal, ajo, comino, alholva, pimienta y jengibre, muchas menos de las que suelen llevar las preparaciones de esta mezcla en Marruecos, que pueden llegar a 42 especias/hierbas aromáticas diferentes.

Como sucede con el curry, no hay una mezcla única y estandarizada, cada comerciante e incluso cada casa tiene su propia mezcla de Ras-el -hanout, personalizada y única. Hasta no hace mucho tiempo era complicado encontrar esta mezcla en los comercios. Por suerte esto está cambiando y puedes encontrar Ras-el-hanout envasado y listo para su uso. O puedes prepararte tu propia mezcla.

El uso de especias en la cocina nos da la oportunidad de potenciar los sabores naturales de la comida, pero también aportan sabores y aromas nuevos. Si no has utilizado todavía el Ras-el-hanout en tus platos te animo a que lo pruebes, el resultado te sorprenderá.

   Ingredientes

Para 4 personas

  • 160 g de cuscús integral
  • 160 g de caldo de verduras
  • 400 g de pechuga de pollo en trozos
  • 200 g de guisantes frescos
  • 1 calabacín mediano
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • ½ pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • AOVE
  • Sal
  • Ras-el-hanout

 

   Preparación

1.- Pica las verduras en dados del mismo tamaño y reserva

2.- Pica finamente los dientes de ajo y ponlos en una sartén con AOVE. Cuando empiecen a dorarse añade la cebolla y saltea hasta que empiece a transparentarse.

3.- Añade la zanahoria, el pimiento y saltea 4-5 minutos.

4.- Incorpora los guisantes y el tomate y continúa salteando.

5.- Por último, añade el calabacín. Cuando todas las verduras estén listas, retira del fuego y reserva.

6.- Sazona y dora los trozos de pollo unos minutos, justo para que se cocinen sin resecarse.

7.- Prepara el cuscús como indique el paquete. En mi caso caliento el caldo y cuando está a punto de hervir lo retiro del fuego y añado el cuscús para que se hidrate. Cinco minutos de reposo, lo desgrano con la ayuda de un tenedor. Añado sal, AOVE y Ras-el-Hanout al gusto.

8.- Añade las verduras al cuscús y remueve para que se integren los sabores. Sirve con el pollo por encima

   Trucos/Consejos

  • Si me lees de manera habitual sabes que para mí es muy importante que las recetas que preparo se puedan tunear con cierta facilidad. Si prepararas en sendas sartenes pollo y tofu especiado, tienes la comida resuelta tanto para vegetarianos como para no vegetarianos.
  • Es una comida perfecta para llevarla en tupper, puedes calentarla un poco o comértela a temperatura ambiente. Está buenísima de todas formas.
  • Habitualmente preparo este plato con cuscús integral, al conseguirse a partir del grano entero mantiene las vitaminas del grupo B presentes en el germen, su contenido en hidratos de carbono de absorción lenta es mayor que en el cuscús hecho con sémola de trigo blanca, y es de fácil digestión.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Loreto de la Osa Beltrán.
  • Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos, nada de SPAM.
  • Legitimación: tu consentimiento (que estás de acuerdo).
  • Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de tastyfooftastycook.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos
  • Derechos: evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Información adicional: puedes consultar información adicional y detallada en mi Política de Privacidad.

   También te pueden interesar …

Que Recetas

Buscar

Uso de cookies

Nos gusta más hablar de galletas, pero la Ley 34/2002 nos obliga a hablarte de otro tipo de cookies: las virtuales. Usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica. Si sigues navegando sin pudor alguno entendemos que te gustan nuestras cookies. Si no es así, mejor que cierres el navegador, no vayas a tener una mala digestión (virtual). Y si quieres saber algo más sobre nuestra receta de cookies virtuales, haz clic aqui. ACEPTAR

Aviso de cookies