Albóndigas en salsa de almendras

por | 26 septiembre 2017 | Omnivoras | 18 Comentarios

Albóndigas-en-salsa-de-almendras-collage

Las albóndigas en salsa de almendras, como tantos otros platos, son de esas recetas que me hacen volver a la niñez. A los días en que al volver del colegio sabía antes de entrar en casa qué iba a comer por el olor. Porque el olor de los guisos de mamá eran la promesa de que algo rico se estaba cocinando para nosotros.

Hoy son mis hijos quienes al olor de la comida vienen a la cocina y me preguntan “¡qué bien huele! ¿qué estás cocinando?” Y hoy, como ayer, son los guisos de mamá.

 

Los frutos secos molidos son una base excelente sobre la que elaborar un estofado, al que aportan su sabor de fondo, ligero y mantecoso, además de absorber los ricos sabores de la carne y las especias para crear una salsa espesa y exquisita.

Enciclopedia de los sabores, p. 41, Niki Segnit, 2016

 

Esta cita de Niki Segnit nos da la clave de lo que vamos a encontrar en la receta de esta semana. Unas albóndigas con una salsa de almendras untuosa y sabrosa, de esas en las que no puedes evitar mojar pan.

Para esta receta he utilizado carne de ternera, pero podéis cambiarla por la carne que más os guste.

Para los vegetarianos, aquí os dejo la receta. Las albóndigas están hechas con soja texturizada, y esa es toda la diferencia. La salsa es la misma, y todo el proceso también.

Podéis preparar una guarnición de arroz hervido o patatas fritas o, simplemente con una ensalada. Y preparar pan, porque vais a mojarlo en la salsa. Sí o sí.

 Ingredientes

Para 4 personas

  • 1/2 Kg de carne de ternera picada
  • 50 g de almendras
  • 3/4 l de caldo (de carne, pollo o verdura)
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • harina
  • 3 dientes de ajo
  • perejil
  • 1 rebanada de pan del día anterior
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva

 Preparación

1.- En un bol coloca la carne picada, el huevo un poco batido, dos ajos picados, unas hojas de perejil finamente picadas, pan rallado, sal y pimienta al gusto.

2.- Mezcla.

3.- Forma las albóndigas, pásalas por harina y fríelas hasta que comiencen a dorarse. Resérvalas.

4.- En una sartén, con un poco de aceite de freír las albóndigas, dora ligeramente un ajo, la rebanada de pan y las almendras. Pasa estos ingredientes al vaso de la batidora, y con un poco de caldo tritúralo todo hasta conseguir una textura fina. Si prefieres puedes majarlo en un mortero, pero es más rápido con la batidora.

5.- Pon en una cazuela las albóndigas, la pasta triturada y el caldo. Agita con suavidad y deja que hiervan unos 15 min. Rectifica de sal si es necesario.

6.- La salsa tiene que espesar.

Buen provecho.

 Trucos/Consejos

  • Para estas albóndigas utilizo solo carne picada de ternera. Prueba a hacerlas con otras carnes (buey, pollo, cerdo, cordero) o a mezclarlas, y experimenta.
  • La carne picada ya aderezada puedes dejarla un rato en la nevera. Así cogerá sabor.
  • No eches todo el caldo de una vez. Si lo vas añadiendo en dos tandas, podrás controlar cómo quieres la salsa de espesa.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Loreto de la Osa Beltrán.
  • Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos, nada de SPAM.
  • Legitimación: tu consentimiento (que estás de acuerdo).
  • Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de tastyfooftastycook.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos
  • Derechos: evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Información adicional: puedes consultar información adicional y detallada en mi Política de Privacidad.

 También te pueden interesar …

Que Recetas

Buscar

Uso de cookies

Nos gusta más hablar de galletas, pero la Ley 34/2002 nos obliga a hablarte de otro tipo de cookies: las virtuales. Usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica. Si sigues navegando sin pudor alguno entendemos que te gustan nuestras cookies. Si no es así, mejor que cierres el navegador, no vayas a tener una mala digestión (virtual). Y si quieres saber algo más sobre nuestra receta de cookies virtuales, haz clic aqui. ACEPTAR

Aviso de cookies